Noticias de Celulosa

Productos forestales uruguayos mejoran sus precios de exportación

Durante los primeros cuatro meses del año Uruguay exportó 909.059 toneladas de pulpa de celulosa, en un mercado con precios muy buenos.

A pesar de que el volumen de pulpa de celulosa disminuyó, los precios mejoraron durante el primer cuatrimestre del 2021 con la exportación de 909.059 toneladas de pulpa de celulosa por US$ 437 millones, según el informe cuatrimestral de exportaciones de madera en las principales cadenas forestales, elaborado por técnicos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

El promedio mensual de exportación fue de 227.265 toneladas, un 3,9% menos que el cuatrimestre anterior y un 0,3% menos que en el primer cuatrimestre de 2020. El valor FOB de esas exportaciones fue un 10% mayor del que se obtuvo en el cuatrimestre pasado y un 19% mayor con respecto al primer cuatrimestre del año anterior.

En general, los precios que se han visto en el mercado internacional han sido bastante favorables, ya que los valores subieron en febrero y marzo, y las empresas ya lo están percibiendo.

Nelson Ledesma, presidente de la Sociedad de Productores Forestales (SPF), explicó que los valores que se obtienen “muestran la dinámica del precio a nivel internacional” y se reflejarán en el análisis del segundo cuatrimestre del año.

CHINA , PRINCIPAL DESTINO DE EXPORTACIÓN

Durante el primer cuatrimestre de 2021 Uruguay exportó pulpa de celulosa a más de 20 países: China, Italia, Alemania, Países Bajos, Hong Kong, Corea del Sur, Argentina, Macao, Austria, Turquía, Estados Unidos, Francia, Polonia, Finlandia, España, Bélgica, República Checa, Austria, Japón, Indonesia, Israel, Lituania, Malasia, Reino Unido y Suecia.

Con un valor de exportaciones mensuales de entre el 32% y el 50%, China sigue siendo el principal destino de exportación. Por otro lado, países como Alemania, iItalia o Países Bajos también tuvieron una destacada participación, con variaciones que fueron desde el 12% al 38% en el valor de las exportaciones.

Según el informe, los países que tuvieron una participación “intermedia” de exportación fueron Corea del Sur, Argentina, Macao, Austria y Turquía que representan del 4% al 6% del valor total exportado acumulado.

Y los países con menos participación fueron: Estados Unidos, Francia, Polonia, Finlandia, España, Bélgica, República Checa, Australia y Japón, con menos del 1% cada uno, aproximadamente.

LA MADERA EN CHIP SE RECUPERA

La madera chip, es un producto que se empezó a recuperar en volumen exportado en el primer cuatrimestre del año, y por ende, abrió una importante nueva línea comercial en China. Esta exportación estuvo detenida durante casi 1 año debido a la baja demanda de papeles en el mundo, pero lentamente se ha ido recuperando.

Sin embargo, Ledesma resaltó que este producto no recupera la variación de precios de mercado, debido a que las cargas que se envían actualmente corresponden a contratos cerrados en 2020. Los valores “siguen a niveles bajos respecto a un promedio histórico”, comentó.

Según MGAP, en el primer cuatrimestre de este año se exportaron 122.143 toneladas de madera en chip de no coníferas, con un valor FOB de US$ 13 millones, sin considerar los envíos a zonas francas. Esto corresponde a un 37% menos que lo comercializado en el primer cuatrimestre de 2020. El precio para estos negocios fue de US$ 134 por tonelada. Además se enviaron 25.000 toneladas a zonas francas, un 17% más que en el primer cuatrimestre del 2020.

También se realizó una única exportación de madera de chip de coníferas. La carga, que fue de 600 toneladas, se envió a Argentina con un valor FOB de US$ 24.000. Con destino a zona franca se registraron 7.559 toneladas vendidas de esta maderascon una valor FOB de US$ 404.000.

EXPORTACIÓN A MÁS DE 5O PAÍSES

La gama de productos forestales uruguayos es muy variada y entre ellos también se encuentran tableros, madera aserrada y rolos. Aunque su participación en los valores y volúmenes negociados varían según el producto, el mercado asiático y europeo son los más importantes para Uruguay.

Productos de menos valor como la madera rolliza, se destinan principalmente a India, China y Vietnam. En el primer cuatrimestre se exportaron 999.774 cúbicos de madera rolliza de coníferas a US$ 81 millones. China compró el 79% del volumen exportado e India el 21%.

Igualmente se vendieron 70.000 metros cúbicos de madera rolliza de no coníferas, con una variación de 121% más que en el mismo cuatrimestre del año pasado. Sin contemplar los envíos a zonas francas se comercializaron US$ 8 millones de ese producto.

En cuanto a la producción de madera aserrada, tanto de coníferas como de no coníferas, los productos de mayor valor se destinaron a los mercados de Estados Unidos y Reino Unido, mientras los que tienen un menos valor fueron vendidos hacia países de Asia.

En el primer cuatrimestre se exportaron 91.000 metros cúbicos de madera aserrada de coníferas por un valor FOB de US$ 26 millones y 47.000 metros cúbicos de madera aserrada de no coníferas a US$ 20,6 millones.

Uno de los productos que según Ledesma tuvo una “dinámica importante”, fue el de los rolos de eucaliptos, siendo China y Vietnam los mercados más fuertes y Camboya el destino emergente para este producto. 

EL PRODUCTO MÁS DESTACADO

Debido a una alta demanda en China, el pino fue la exportación más destacada de Uruguay dentro de las exportaciones forestales que realiza. Mientras que en 2020 se exportaron 2 millones de toneladas, solo en el primer cuatrimestre de 2021 se exportó un millón, según datos cerrados al 30 de abril. “Este producto tuvo un aumento significativo del 10% en el valor FOB”, indicó Ledesma.

“Somos optimistas, pero estamos alertas porque los commodities han subido súbitamente y nos preocupa que china pudiera en algún momento dar algún freno por temas inflacionarios internos”.

TRANSPORTE Y LOGÍSTICA

Debido al alto costo que tienen los fletes marítimos internacionales y la falta de camiones para realizar fletes a nivel interno, Nelson Ledesma, expresó que una de las preocupación que hay en el sector, son los altos precios por logística y transporte, y la disponibilidad de vehículos que hay para la industria. “Esto afecta a la producción forestal y al desarrollo de los negocios”, comentó.

La disponibilidad de muelles, principalmente en el puerto de Montevideo, “sigue siendo un problema para los forestadores, que nos genera un extracosto altísimo a los exportadores”.

Adicionalmente, los barcos no pueden entrar directo al puerto porque no hay muelles disponibles y la espera de esos vehículos genera un costo extra “muy importante” sobre los precios de los fletes marítimos, que además “están en niveles récord”. Un barco parado afuera del puerto dos o tres días puede “consumir el margen de utilidad de negocio”, expresó.

Fuente
El Observador
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si acepta, estará dando su consentimiento a estas cookies y también a la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para obtener más información.    Leer más
Privacidad