Cuidados PersonalesNoticias

Las soluciones sostenibles podrían ser una alternativa a la escasez de absorbentes en EE. UU.

Según la cofundadora de Private Matters, una nueva marca estadounidense de higiene femenina, hoy en día existen varias opciones sostenibles y económicamente viables para el cuidado menstrual

La falta de productos para el cuidado menstrual ha sido una realidad cada vez más presente en USA. El año pasado, varias marcas de absorbentes internos e higiene femenina, incluida Tampax, se enfrentaron a un aumento en la cadena de suministros, el transporte y los problemas laborales que provocaron una escasez en todo el país.

Sin embargo, esta realidad puede representar nuevas oportunidades para las consumidoras, incluyendo opciones más sostenibles, en opinión de Kirsten, cofundadora de Private Matters, una nueva marca de higiene femenina de América del Norte. “No poder acceder a productos esenciales de higiene femenina es una gran preocupación para millones de personas en los Estados Unidos. Pero la buena noticia es que los tampones y las toallas sanitarias no son sus únicas opciones”, dijo.

“Las copas menstruales, los tampones y absorbentes reutilizables y la ropa interior a prueba de fugas son alternativas viables que no solo brindan una solución práctica a la escasez nacional, sino también sostenible y más económica”, completó.

Solo en 2018, las mujeres estadounidenses compraron 5.800 millones de absorbentes externos e internos, según National Geographic. En promedio, una persona que menstrúa usará entre 5.000 y 15.000 de estos productos a lo largo de su vida, que cuestan entre US$5 y US$8 el paquete, y casi todos terminan en vertederos.

“Debido a la naturaleza de los productos para mujeres, los productos menstruales se clasifican como desechos médicos y no se pueden reciclar. Eso significa que miles de millones de absorbentes internos y absorbentes terminan en los vertederos de todo el mundo, contaminando nuestros océanos, la atmósfera e incluso nuestros cuerpos con el consumo de microplásticos”, explicó Kirsten.

“No es difícil ver por qué la gente busca una opción más sostenible y asequible. Si bien los productos como las copas menstruales son inicialmente más caros que los tradicionales, generalmente alrededor de US$ 20, puede usarlos durante años”.

Las soluciones de Private Matters están diseñadas para ser un socio natural de productos menstruales sostenibles para que las mujeres se sientan limpias y frescas en cualquier momento del mes. Todas ellas son veganas, no testados en animales y no contienen parabenos, talco, ni colorantes artificiales. Además, vienen en envases sostenibles y 100% reciclables.

“Cambiar a productos sostenibles no tiene por qué ser difícil. Muchos productos menstruales amigables con el planeta están ampliamente disponibles y con Private Matters a tu lado, te sentirás fresca, limpia y verde”, concluye.

Obtenga más información sobre la empresa en el sitio web: https://myprivatematters.com/.

Fuente
Private Matters
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si acepta, estará dando su consentimiento a estas cookies y también a la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para obtener más información.    Leer más
Privacidad