NoticiasNoticias de Tissue en Latinoamerica

Kimberly-Clark fortalece iniciativas de impacto ambiental en América Latina

La empresa logró asegurar que el 85% de sus fábricas en América Latina no enviaran residuos a rellenos sanitarios

Kimberly-Clark, empresa multinacional norteamericana de productos de higiene, ha publicado su informe anual de sostenibilidad, que incluye una actualización de los avances en el camino hacia su estrategia y objetivos 2030, destinados a afrontar los retos sociales y medioambientales de la próxima década.

Buscando mejorar la vida y el bienestar de millones de personas en comunidades vulnerables de América Latina, además de reducir su impacto ambiental. La compañía avanza hacia estos compromisos con iniciativas que han impactado a más de 25 millones de personas en todo el mundo.

“Los objetivos de sustentabilidad para 2030, que incluyen la protección de los recursos naturales, el enfoque en la inclusión y la diversidad, y la ambición de promover el bienestar de millones de personas en la región, son fundamentales para nuestro propósito de brindar una mejor atención para un mundo mejor”, comentó Gonzalo Uribe, presidente de Kimberly-Clark para América Latina.

IMPACTO AMBIENTAL

La conservación del agua es fundamental para los objetivos de sostenibilidad de Kimberly-Clark. Por ello, desde 2021, la compañía ha realizado un importante esfuerzo para reducir un 34% el consumo de agua en sus instalaciones de Latinoamérica, donde destacan tres de sus fábricas en este sentido:

  • La planta de Kimberly-Clark en Santa Cruz, Bolivia, ha reducido su consumo de agua en más de un 86% desde 2015, lo que equivale a llenar más de 86 piscinas olímpicas;
  • Las instalaciones ubicadas en Sitio Del Niño, en El Salvador, han reducido el uso de agua en un 68% desde 2015, lo que equivale a llenar más de 500 piscinas olímpicas;
  • La planta de Puente Piedra en Perú redujo su uso de agua dulce en un 40% en 2021 al instalar un biorreactor de membranas de última generación para filtrar y reutilizar el agua.

Kimberly-Clark también busca maximizar el uso de energía limpia mediante la instalación de paneles solares en sus instalaciones. Por ejemplo, el centro de distribución de Kimberly-Clark en Guatemala funciona con energía solar: 461 paneles solares suplen las necesidades del Centro de Distribución, produciendo 250,6 megavatios-hora al año.

Asimismo, la Planta de Cogeneración Eléctrica Kimberly-Clark en Papeles del Cauca (Colombia) contribuye significativamente a reducir el consumo de energía de fuentes externas. Actualmente produce 9,5 MW de energía eléctrica para alimentar maquinaria de fabricación de productos de papel.

También en este sentido, la compañía tiene un fuerte compromiso con el reciclaje, reutilización, compostaje y procesamiento de todos los residuos generados en sus operaciones, logrando que el 85% de las fábricas de la compañía en América Latina no envíen residuos a vertederos.

En Brasil, la empresa desarrolló importantes iniciativas y alcanzó metas relevantes que fortalecen el camino de la sustentabilidad con foco en 2030:

  • CRSMA

El Centro de Referencia Social Ambiental de Mata Atlântica tiene como objetivo preservar el corredor ecológico, que se encuentra entre Serra do Mar y Serra do Itapeti y forma parte de la estrategia de Responsabilidad Social y cuidado ambiental. La iniciativa, vigente desde 2012, también realizó la reforestación de esta zona con la siembra de árboles nativos, resultando en la siembra de más de 12 mil plántulas y el retorno de varias especies que ya no se encontraban en el lugar, algunos de ellos amenazados e incluso, considerados extintos.

  • Certificación FSC®

La celulosa utilizada en las líneas de Tissue (Tissue, Servilletas de Papel y Papel Higiénico) está compuesta por fibras certificadas por el FSC® (Forest Stewardship Council®), además de otros materiales controlados, que garantizan un manejo ambientalmente adecuado, socialmente beneficioso y económicamente viable de los bosques utilizados para la producción de estas fibras. La producción de celulosa certificada FSC® se realiza a partir de bosques plantados, como los bosques de eucaliptos, y no mediante la tala de bosques nativos. Los productos de papel tissue de Kimberly-Clark fabricados con estas fibras cuentan con la certificación FSC.

  • Vertedero Cero

Las fábricas de las ciudades brasileñas de Camaçari y Suzano alcanzaron la meta de convertirse en “Vertedero Cero” en septiembre de 2019. En 2020, le tocó a la planta de Mogi das Cruzes alcanzar el hito de “Vertedero Cero». Como resultado, Brasil dejó de enviar materiales excedentes a rellenos sanitarios dos años antes de lo previsto, ya que este objetivo se fijó a nivel mundial para 2022.

Hoy, el 100% de los residuos generados en la producción de las plantas en Brasil pueden ser reutilizados de alguna manera, haciendo que la operación ya no dispone de residuos en vertederos.

INCLUSIÓN Y DIVERSIDAD

En los últimos años, Kimberly-Clark ha fomentado una cultura de inclusión con el objetivo de reconocer, valorar y celebrar las diversas perspectivas. En línea con sus pilares, el año pasado centró sus actividades en formar líderes sobre por qué la inclusión y la diversidad son esenciales para la innovación. Estos líderes, a su vez, buscan fomentar la construcción de equipos de alto desempeño, incluyentes y diversificados que garanticen el fortalecimiento de una cultura corporativa.

Asimismo, la empresa tomó medidas para aumentar el número de personas con discapacidad contratadas, impulsó acciones que favorecen el intercambio generacional y lideró comités para la planificación e implementación de iniciativas de inclusión de etnias y comunidad LGBTQ+. Además, Kimberly-Clark ya es conocida por equilibrar la cantidad de mujeres en roles de liderazgo, que actualmente ronda el 40 % de la organización.

“En 2021, continuamos alineando nuestros esfuerzos para lograr el objetivo de brindar la mejor atención para un mundo mejor, a través de los productos que fabricamos, los entornos de trabajo que cultivamos y las comunidades donde operamos. En la próxima década nos mantendremos firmes en la búsqueda de iniciativas de sustentabilidad que nos permitan seguir cuidando a las personas a las que servimos y protegiendo nuestro planeta”, concluyó Uribe.

El informe anual de sustentabilidad de Kimberly-Clark cubre el período del 1 de enero al 31 de diciembre de 2021. Para ver el documento completo, haga clic aquí.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si acepta, estará dando su consentimiento a estas cookies y también a la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para obtener más información.    Leer más
Privacidad