NoticiasNoticias de Celulosa

Bosques chilenos con miras a alcanzar la carbono neutralidad en menos de 30 años

La plantación responsable de bosques en los suelos forestales del país ayudaría a proteger los terrenos y a mantener el agua concentrada en las napas subterráneas

Chile ha implementado políticas y se ha comprometido a disminuir sus emisiones de gases de efecto invernadero, con miras a alcanzar la carbono neutralidad en menos de 30 años.

La plantación responsable de bosques en los suelos forestales del país, ayudaría a proteger los terrenos y a mantener el agua concentrada en las napas subterráneas, según un vocero de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones, quien explicó que la presencia de esta vegetación ayuda a infiltrar el agua en la tierra.

El gerente de Tecnología y Planificación de CMPC, Jean Pierre Lasserre, dijo a diario La Tribuna que “profesionales de la Universidad de Talca, de la Universidad de Concepción y de la Universidad Austral estudiaron datos de más de 20 años de caudales de 42 cuencas hídricas del país ubicadas entre las regiones del Maule y Los Lagos”. Los hidrólogos “demostraron que en grandes cuencas, la cantidad de agua en la salida no tiene relación inversa a la existencia de plantaciones forestales”, contó el vocero.

Laserre indicó que “las condiciones climáticas, el comportamiento hidrogeológico y el consumo humano, serían los factores más importantes en el aumento o disminución de los caudales de las cuencas”. Respecto a la concepción de que el bosque nativo produce agua y las plantaciones la consumen, el encargado de Tecnología y Planificación de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones dijo que “muchas veces la comparación del consumo de agua entre un bosque nativo y una plantación, se realiza sin considerar la etapa de crecimiento en que se encuentra cada uno. Si la comparación se realiza en la misma etapa de desarrollo, una plantación comercial de especies nativas o exóticas, es muy probable que consuman agua a tasas similares”.

PLANTACIÓN RESPONSABLE DE BOSQUES PROTEGE LOS SUELOS

Las plantaciones forestales de acuerdo a Jean Pierre Lasserre, aportan también en el almacenamiento de agua: “Cualquier cubierta forestal, incluyendo bosques nativos y plantaciones ayudan a infiltrar agua en el suelo, tanto en los microporos como en las napas subterráneas”. “Si el suelo está sin vegetación, se satura rápidamente y el agua escurre provocando erosión, aluviones y deslizamientos, como ocurre en las lluvias en zonas desérticas que no poseen bosques que las proteja el suelo con sus copas y raíces”, añadió el gerente de Tecnología y Planificación de CMPC. Además, Lasserre explicó que “no existe un tipo de bosque que sirva para todas las condiciones de suelo y clima, sino que las diferentes especies están adaptadas a diferentes condiciones de sitio”.

“Muchas veces se tiende a decir que el bosque nativo es bueno y las plantaciones forestales son malas, sin embargo no existen especies buenas y especies malas, sino que lo importante es encontrar la especie que pueda servir a los objetivos propuestos”, continuó Jean Pierre Lasserre. En ese sentido agregó que “lo más importante es no tener los suelos desnudos expuestos a la erosión, pero pocas veces escuchamos críticas a los terrenos descubiertos de vegetación sujetos al fenómeno de la erosión”.

“Respecto de la relación entre plantaciones y agua, es importante que el establecimiento y manejo de las plantaciones considere una buena planificación de zonas de protección cercana a cursos de agua”, indicó el gerente de Tecnología y Planificación de CMPC, quien agregó que “también es importante tener especial consideración de mantener protegidas las nacientes de agua o manantiales, especialmente si son cuencas que abastecen de agua a las comunidades rurales”.

Aparte de los beneficios hídricos que podría generar una administración forestal responsable, Lasserre contó cuánto aportan las plantaciones forestales a la captación de dióxido de carbono: “Chile tiene políticas y compromisos para disminuir sus emisiones de gases de efecto invernadero y alcanzar la carbono neutralidad para el año 2050”, declaró. Dentro de la estrategia para conseguir la meta se “incluye el establecimiento de plantaciones forestales (de pino y eucalipto) y bosque nativo. Debido a su elevada tasa de crecimiento, estas plantaciones son muy eficientes en capturar carbono”. A pesar de lo anterior, el vocero de CMPC dijo que “dado que su rotación es relativamente corta, no se considera que el carbono capturado sea retenido por un largo tiempo”.

BOSQUES COMO MÉTODO DE CAPTACIÓN DE DIÓXIDO DE CARBONO

Jean Pierre Lasserre comentó, respecto a la captación de carbono que “las plantaciones de Pino y Eucalipto, son muy eficientes en capturar carbono, sin embargo dado que su rotación es relativamente corta, no se considera que el carbono capturado sea retenido por un largo tiempo”. Lo anterior significa que “en el momento de la cosecha se considera que se emite todo el carbono retenido hasta ese momento. Si el bosque se corta para producir madera para usos sólidos, el carbono permanece almacenado en los bienes producidos”, explicó Lasserre. Concluyó destacando que “las plantaciones forestales poseen un gran potencial de captura de carbono y apoyan en la mitigación del calentamiento global”. “El establecimiento de plantaciones forestales en suelos degradados, puede ser una herramienta para lograr altas tasas de captura de CO2 y ganar tiempo para lograr reducciones en emisiones”, concluyó el encargado de área de CMPC.

Fuente
La Tribuna
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si acepta, estará dando su consentimiento a estas cookies y también a la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para obtener más información.    Leer más
Privacidad