Noticias de Celulosa

Aspapel presenta el Informe Anual del Sector de la Celulosa y el Papel

La industria papelera mantuvo el nivel de actividad y empleo durante el año de la pandemia

El sector papelero español muestra su músculo de producción durante el 2020. El mayor crecimiento lo tuvo los papeles para cartón ondulado (5,1%) y los papeles higiénicos y sanitarios (3,2%). El empleo en el sector se mantuvo -con respecto al año anterior- en 16.637 empleados directos. Desde 2016, el empleo se ha incrementado en un 2,7%.

Según el Informe Anual del Sector de la Celulosa y el Papel presentado por ASPAPEL la semana pasada, el sector papelero se situó en 6,27 millones de toneladas de papel y 1,65 millones de toneladas de celulosa, con una caída en la producción de papel del 2,6% y del 0,4% en la de celulosa, durante la pandemia del COVID-19 y el el período transitorio del Bretix.

La facturación del sector en 2020, pese al mantenimiento del nivel de actividad, cae un 14% hasta los 3.981 millones de euros. El 46% de la producción se destina a los mercados exteriores, que suponen el 59% la facturación total. Los datos del primer cuatrimestre de 2021, con un crecimiento de la producción de papel del 1,7%, son prueba de la fortaleza del sector.

Elisabet Alier, presidenta de ASPAPEL, explica: “Si algo ha dejado claro la COVID-19, es la importancia de contar con una industria local potente y sostenible. La casi totalidad de las setenta y nueve fábricas de celulosa y papel, incrementando las medidas de prevención y seguridad, se han mantenido en funcionamiento. La existencia de una fuerte industria papelera nacional ha permitido, incluso durante el confinamiento, atender la demanda y asegurar el suministro de los productos de higiene y limpieza, de los envases y embalajes de productos de primera necesidad (comida, bebida, medicinas, vacunas, etc) o de los papeles gráficos para la comunicación y el ocio”.

Alier, “y buena prueba de ello son los casi 2.000 millones de euros invertidos en el período 2015-2020 para mejorar el rendimiento de las plantas y centros de producción con base en los estándares de sostenibilidad más exigentes. Y desde el compromiso con la reconstrucción económica, en los próximos tres años se acometerá un plan de inversiones estratégicas por valor de 1.400 millones, que impulsará la transformación de la cadena del papel española en un referente internacional de industria circular y descarbonizada”.

AÑO COVID Y BRETIX

Durante la pandemia del Covid-19 y del período transitorio del brexit, el sector español de la celulosa y el papel mostraron su músculo exportador a países como la Unión Europea, fundamentalmente Alemania, Francia, Italia, Portugal y Reino Unido.

El 59% de la facturación del sector en 2020 procede de los mercados exteriores, a los que destina el 46% de su producción total, tres puntos porcentuales más que en el año anterior.

La UE continúa siendo en efecto el mayor mercado de exportación del papel (62%) y la celulosa (75%) producida en España, a la vez que continúa creciendo de manera significativa la presencia en los mercados asiáticos.

LA CELULOSA SE MANTIENE

España es el quinto productor de celulosa de la UE, después de Suecia, Finlandia, Portugal y Alemania. La producción de las diez fábricas de celulosa en España se mantiene en niveles similares al año anterior, con un descenso del 0,4% y se sitúa en 1.650.100 toneladas en 2020, mientras que la producción de celulosa de mercado crece el 10,1% y la fabricación de celulosa integrada (para su autoconsumo en la misma fábrica) desciende el 16,5%.

Mientras la exportación de celulosa (1.027.129 toneladas) registra un significativo incremento (9,6%), las importaciones 1.091.000 toneladas se mantienen en niveles similares a los del año anterior.

El 75% de ese millón de toneladas de celulosa exportadas lo fueron a otros países de la UE (Alemania, Polonia, Italia, Países Bajos, Francia y Reino Unido fundamentalmente). Se consolida la tendencia de apertura de nuevos mercados (en 2007 solo el 7% se vendía fuera de la Unión Europea), con importante crecimiento de China, destino ya del 12% de las exportaciones.

Durante el 2020, el consumo de celulosa  fue de 1.713.900, con un descenso del 5,9%. Tras Suecia, Finlandia, Alemania, Italia, Francia, Polonia y Austria, España es el octavo consumidor de celulosa de la UE.

COMERCIO EXTERIOR DE PAPEL

Las exportaciones de papel descienden ligeramente (2,2%) en 2020, en línea con el moderado descenso de la producción (2,6%) y se sitúan en 2.592.900 toneladas (algo más del 41% de la producción).

Los principales mercados exteriores del papel fabricado en España son otros países de la UE (62%), especialmente las vecinas Portugal y Francia, que suman ellas solas el 41% de las exportaciones totales, así como Italia, Alemania y Reino Unido. Las exportaciones a África (15%) y Asia (14% y en clara tendencia de incremento) suponen ya casi un tercio del total y el doble que antes de la crisis de 2008.

Las importaciones de papel descienden el 6,8% hasta las 2.877.300 toneladas. La tasa de cobertura (exportación/importación) es del 90,1%, más de cuatro puntos porcentuales por encima del 2019.

Rompiendo con seis años de crecimiento consecutivos, el consumo de papel desciende en 2020 en un 4,7%, pero la caída es mucho menor que el descenso del PIB (10,8%) y del consumo de los hogares, que cayó más del 9%. El consumo total de papel en España se sitúa así en 6.552.900 toneladas, un millón de toneladas por debajo del récord histórico de consumo de 2006. No obstante, también en 2020, el crecimiento es muy asimétrico para los diferentes tipos de papeles. El consumo de papeles especiales para muy diversas aplicaciones es el que más se incrementa (4,4%), seguido de los papeles para cartón ondulado (2,7%).

El crecimiento de estos dos tipos de papeles, se debe al proceso de sustitución de materiales que viene protagonizando el papel por sus ventajas medioambientales, unido al hecho de que el papel y el cartón son el envase y embalaje preferido en las compras por internet para el 76,6% de los compradores online.

Por su parte, los papeles higiénicos y sanitarios, que registraron un importante pico de consumo durante el confinamiento, mantienen su consumo en el cómputo global del año. 

PRODUCTOS ESENCIALES Y BIEN VALORADOS

Según la Encuesta del papel (SigmaDos 2020 para la cadena del papel), los consumidores valoran los productos papeleros con un 7,8 sobre 10. Sus características más valoradas son la reciclabilidad (con un 8,5 sobre 10), la biodegradabilidad (8,1), el hecho de que se adaptan bien a las funciones para las que se utilizan (8) y la seguridad de su uso (7,9). Por todo ello, el 85% de los encuestados quiere que el uso de productos papeleros se incremente, sustituyendo a otros materiales (65%), o que al menos se mantenga (20%).

En esa misma encuesta, demuestra que los productos de papel y cartón como productos esenciales son ampliamente aceptados por los encuestados, especialmente para los papeles higiénicos y sanitarios (8,99 sobre 10).

2021 EN CRECIMIENTO

Con un crecimiento global de la producción del 1,7% en el primer cuatrimestre de 2021, se registran incrementos en casi todos los grandes tipos de papeles. Los papeles para cartón ondulado crecen el 3,1% y otros papeles para envases y embalajes incrementan su producción el 4,9%. La fabricación de papeles especiales crece el 3,3% y la de papeles higiénicos y sanitarios crece el 2,4%.

Fuente
Infopack
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si acepta, estará dando su consentimiento a estas cookies y también a la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para obtener más información.    Leer más
Privacidad