Cuidados PersonalesNoticias

Los pañitos húmedos de Huggies superan las pruebas de absorción y retención de suciedad

Gracias al grosor de cada paño, la suciedad no traspasa y las fibras no dañan ni irritan la piel de los infantes, además al rendir dos veces más que otras marcas

Según un estudio de Guía Salud Perú (2022), uno de cada tres bebés y niños pequeños que usan pañales, presenta enrojecimiento y sarpullido en la zona íntima. Esto ocurre porque a diferencia de un adulto, el cutis la piel de los infantes aún no ha terminado de desarrollar, por lo que es más vulnerable ante contacto con elementos químicos o texturas sintéticas.

Esta irritación en algunos casos puede provocar infecciones secundarias como la candidiasis del pañal o infección por hongos, causada por el exceso de humedad e inadecuada limpieza luego del cambio de cada pañal.

Así, los pañitos húmedos de buena calidad son esenciales para garantizar la higiene de los infantes y asegurar una piel sana. En este sentido, Huggies, la marca de cuidados con los niños de Kimberly-Clark, busca crear productos y añadir valor en sus soluciones centrándose en la salud de los bebés, así como mejorar la vida de los padres.

“En Huggies somos pioneros en innovar y crear productos esenciales para mejorar las vidas de personas de todo el mundo, especialmente para los padres. Nuestros pañitos húmedos fueron probados frente a otras marcas por empresas especializadas, demostrando que, gracias al grosor de cada paño, la suciedad no traspasa y las fibras no dañan ni irritan la piel de los infantes. Además, al rendir dos veces más que otras marcas, ayuda a los padres de familia al momento de ahorrar”, indicó Rodrigo Siles, Gerente de Marketing de categoría Cuidado Infantil de Kimberly-Clark en Perú, Bolivia & Chile.

Según la empresa, los pañitos húmedos que ofrece Huggies cumplen con la función de ayudar a prevenir contaminaciones y/o transmisiones de enfermedades infecciosas, además de la posibilidad de asear a los más pequeños el doble de rápido y de eficiente.

De esta manera, la marca reafirma su compromiso con el bienestar de los bebés y su apoyo a los padres con el cuidado de los mismos, ofreciendo productos de calidad que, por su rendimiento superior, también se verá reflejado en un mayor ahorro.

En ese sentido, el doctor Fernando Sumalavia, pediatra colaborativo de Huggies, comparte tres causas que pueden ocasionar escaldaduras en la piel de los más pequeños y de qué manera evitarlos:

QUÉ PUEDE ORIGINAR ESCALDADURAS EN LOS BEBÉS Y DE QUÉ MANERA EVITARLOS

  • La fricción con pañales y ropa muy ajustados que rozan la piel pueden provocar sarpullido.

Al ser sumamente delicada, la piel del bebé puede reaccionar frente a la fricción o roce constante de ropa, especialmente si es de material sintético o muy ajustado. Por otro lado, es importante evitar detergentes o suavizantes que contengan sustancias químicas que puedan dañar la epidermis de los niños y ocasionar alergias en la misma. En caso ya se presenten estas afecciones, se debe evitar el uso de lociones, los talcos y los aceites, pues podrían empeorar el problema.

  • El popo y la orina pueden generar dermatitis en la piel del bebé

La piel de la zona íntima del bebé está constantemente expuesta a factores que dañan la barrera cutánea y provocan la aparición de dermatitis, comúnmente conocida como pañalitis. Uno de ellos es la orina, la cual puede alterar directamente el pH de la piel de los pequeños, generando daños. A su vez, también las enzimas de las heces pueden lesionar directamente la piel de los bebés.

Para minimizar esta problemática, se debe evitar el uso de pañales sucios o mojados durante un tiempo prolongado, así como el de ropa muy apretada. Es necesario limpiar el área con frecuencia y enjuagar con agua tibia al momento de asearla. Además, también ayudará dejar a al bebé sin pañal de vez en cuando.

  • Limpieza inadecuada de la piel del bebé después de cada cambio de pañal

El proceso de limpieza adecuado del bebé después de cada cambio de pañal se debe realizar cada 2 o 3 horas. Por el lado del aseo, se recomienda realizarlo con toallitas húmedas dermatológicamente testeadas e hipoalergénicas, con fibras naturales y libres de alcohol. Luego de pasar el pañito, se sugiere que se seque el área dando pequeños toques, sin frotar para no provocar dolor ni malestar.

Fuente
Kimberly-Clark
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si acepta, estará dando su consentimiento a estas cookies y también a la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para obtener más información.    Leer más
Privacidad