Cuidados PersonalesNoticias

Kimberly-Clark invertirá US$ 80 millones en América Latina durante la próxima década

En el año que celebra su 150 aniversario a escala global, la empresa fortalece su centro de innovación en Brasil para impulsar el futuro de la industria de personal care en la región

En celebración de los 150 años de operaciones en el mundo, Kimberly-Clark planea invertir US$ 80 millones en América Latina durante los próximos diez años para fortalecer su centro de innovación ubicado en Brasil, desde donde la empresa investiga y desarrolla nuevos productos y prototipos que prometen revolucionar el mercado de personal care en el futuro. El fortalecimiento del segmento se produce tras la conclusión de la venta de los activos de papel tissue en Brasil a Suzano.

Este centro regional de innovación permite la integración de laboratorios con tecnología y equipos de última generación, que posibilitan la realización de análisis, comparaciones y desarrollo de materiales, productos y procesos de fabricación. Con esta estructura y un equipo de científicos responsables de todas las innovaciones que Kimberly-Clark tiene en el mercado regional, allí se identifican las necesidades más urgentes de los consumidores y se desarrollan soluciones que mejoran su día a día.

En 2022, una vez más, la empresa revolucionó el concepto de cuidado e higiene personal al lanzar en este centro de innovación el primer protector diario con indicador de pH, desarrollado en América Latina.

“Durante los últimos tres años, hemos invertido US$ 300 millones en infraestructura de nuestras plantas y tecnologías para acelerar la innovación, desarrollando productos que brinden un mejor cuidado a los consumidores al satisfacer sus necesidades más urgentes. Por eso hoy, estamos confirmando que para los próximos 10 años invertiremos US$ 80 millones para que -a través de nuestro centro de innovación situado en Brasil- potenciemos las capacidades, el talento y los procesos para acelerar la innovación de nuestros productos en la región y exportarlos al mundo”, dice Gonzalo Uribe, presidente de Kimberly-Clark en Latinoamérica.

En el mercado brasileño, la empresa debe apostar por la innovación de Huggies (pañales y toallitas húmedas para bebés), en la marca de cuidados femeninos Intimus y en los productos para la incontinencia Plenitud. “Queremos que nuestras marcas brinden un mejor cuidado para cada ocasión y revolucionen el cuidado personal en el futuro”, añade el ejecutivo.

UNA HISTORIA DE INNOVACIÓN

La empresa nació en octubre de 1872 en Neenah, Wisconsin. Ha creado cinco de las ocho categorías de productos en las que compite. Es pionera en la producción de pañales para niños y adultos, papel higiénico, toallas de papel, pañuelos faciales, toallas femeninas y ropa interior desechable.

A principios del siglo XX, Kimberly-Clark comenzó a evolucionar sus operaciones de una empresa de celulosa y papel a una empresa de cuidado personal mediante la introducción de marcas conocidas como Kotex, Kleenex, Huggies y Depend, que ahora forman parte de la vida cotidiana de millones de personas en el mundo – hoy, la multinacional está presente en 175 países.

El lanzamiento de la marca Kotex en 1920, por ejemplo, fue un momento clave, ya que la empresa lanzó la categoría de higiene femenina moderna, con productos sin precedentes que también prometían nuevas oportunidades para las mujeres.

En América Latina desarrolla desde hace más de 60 años productos esenciales para la higiene y la dignidad humana, a través de 13 marcas líderes en su categoría en todos los mercados. Actualmente, la empresa está presente en 17 países de la región, con 14 fábricas activas, 14 centros de distribución, 15 oficinas y más de 10.000 empleados.

EN BUSCA DEL IMPACTO POSITIVO

En 2022, además de su 150 aniversario, Kimberly-Clark celebra mejoras en el acceso a saneamiento y agua potable para más de 11 millones de personas en 15 países de América Latina a través del programa “Baños Cambian Vidas”.

Por otro lado, la expansión de la iniciativa “Un Abrazo Para Cada Bebe”, que desde 2019 apoya los programas de Desarrollo Infantil Temprano de Unicef en 15 países de América Latina y el Caribe, ha permitido a Kimberly-Clark ayudar directamente a cerca de 3 millones de personas (1,5 millones de niños, cerca de 1,2 millones de padres, madres y cuidadores y 33 mil profesionales involucrados).

Al mismo tiempo, a través de la iniciativa “Ella Puede”, la empresa impactó positivamente en la vida de 4 millones de niñas y mujeres, con acciones a favor de la salud menstrual. Solo entre 2020 y 2021, Kotex donó más de 10 millones de unidades de productos de higiene menstrual en acciones con alianzas regionales y locales, con organizaciones como Cruz Roja, Banco de Alimentos y Plan Internacional.

“Buscamos un crecimiento sostenible y de largo plazo. América Latina está brindando soluciones fundamentales hacia las metas globales de la compañía para 2030. En ese sentido, destacamos los programas sociales que hemos desarrollado en la región a través de nuestras marcas, las inversiones en eficiencia energética y gestión de los recursos hídricos en las plantas, así como innovaciones enfocadas a la reducción del plástico en nuestros productos y paquetes. Seguiremos invirtiendo en el negocio, para priorizar un crecimiento que no solo sea rentable, sino sostenible”, concluye Uribe.

Fuente
Kimberly-ClarkMercadoValor Econômico
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si acepta, estará dando su consentimiento a estas cookies y también a la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para obtener más información.    Leer más
Privacidad