NoticiasNoticias Globales de Tissue

Fabricante africana apuesta por papel higiénico de bambú para alcanzar el objetivo de producción

One-District-One-Factory, establecida en Akwamufie, al sur de Gana, tiene la intención de aumentar la producción para alcanzar una participación del 20% en el mercado de papel tissue en el país

Cada vez más atentas a la innovación y la responsabilidad medioambiental, muchas industrias del sector papelero han buscado alternativas más sostenibles en el desarrollo de sus productos, para satisfacer las demandas de unos clientes cada vez más exigentes y concienciados.

En este contexto, GoodRoll Factory Ghana Limited, una empresa local de papel tissue del sur de Ghana, filial local de la empresa holandesa The GoodRool, lanzó sus primeros productos orientados a la sostenibilidad con papel tissue fabricado con bambú.

Con su fábrica de tissue One-District-One-Factory (IDIF), establecida este año en Akwamufie, produce 120.000 rollos de papel higiénico de bambú al día. La ambiciosa meta de la empresa para los próximos tres años es alcanzar una porción de alrededor del 20% del mercado de papel en el país.

La empresa cuenta actualmente con 103 empleados, de los cuales 19 son mujeres y 82 forman parte de la comunidad Akwamufie y sus alrededores (Ajena, Gyekiti, Aboasa, Atimpoku y Akosombo).

Según Mohammed Sani Adjei, director financiero y administrativo de la empresa, los acuerdos firmados con la Comisión Forestal y otras organizaciones relevantes vinculadas al tema pretenden garantizar a los agricultores locales alrededor de 200.000 plántulas de bambú para replantar, asegurando así el suministro de materia prima para una producción más sostenibles.

El ejecutivo incluso dijo que cuando los papeles higiénicos marrones se producían a partir de fibra de bambú, no se añadían productos químicos al producto, lo que lo hacía más respetuoso con el medio ambiente y más seguro de usar para los consumidores.

Para Henry Kwabena Kokofu, director ejecutivo de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), Ghana necesita inversiones entre US$ 9.300 y US$ 15.500 millones para ayudar a combatir la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la adaptación climática en varios sectores prioritarios de su Contribución Nacionalmente Determinada (NDC), un acuerdo que afirma el compromiso del país para hacer frente a los impactos del cambio climático en la economía y la población más vulnerable.

La compañía está trabajando con varias organizaciones y algunos estudiantes de la Universidad de Ciencia y Tecnología Kwame Nkrumah (KNUST) en Kumasi, región de Ashanti, para ayudar a calcular cuánto carbono podrían absorber los árboles de bambú de la atmósfera, según Muntaka Ibrahim, CEO de la empresa, y Allan Thompson, director de proyectos y responsabilidad social corporativa.

Los ejecutivos también señalaron que la creación de la Fundación GoodRoll permite llevar a cabo una serie de proyectos como parte de su CSR para atender necesidades básicas de la comunidad local, como baños y toallas sanitarias para las niñas en las escuelas de la región, así como como hablar de higiene menstrual.

Además, la empresa firmó una alianza con la organización no gubernamental Pro-link – hecho que dejó emocionada a la asesora técnica y fundadora de la organización, Bernice Adiku-Heloo, ya que la acción beneficiará a las comunidades, garantizando la consecución de varios objetivos, incluidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

Fuente
Gráfico Online
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si acepta, estará dando su consentimiento a estas cookies y también a la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para obtener más información.    Leer más
Privacidad