Firefly abNoticias de Tissue en Latinoamerica

¿Cómo reducir el riesgo de incendios en almacenes de rollos jumbo?

El mismo papel encapsula las partículas sobrecalentadas, y una vez que el incendio comienza a propagarse por el rollo no genera humo, por lo que los equipos tradicionales no podrán identificar el conato sino hasta que ya sea muy tarde

Año a año se producen números incendios en almacenes de rollos jumbo en todo el mundo, generando millones y millones de euros en pérdidas. A raíz de esta problemática, Firefly ab ha realizado una serie de pruebas con varios fabricantes de papel Tissue para determinar los riesgos de incendio al momento de la producción y almacenaje de un rollo jumbo.

Las pruebas se realizaron tomando en cuenta aquellos rollos jumbos en los que el sistema WebScan™ de Firefly detectó partículas sobrecalentadas. Las mismas fueron producto de partículas de polvo que se desprendían de la capota yankee y caían sobre la hoja, además de chispas que se generaban en la cuchilla crepadora.

Se llevaron estos rollos a una zona aislada en la que se instalaron equipos adicionales para investigar la evolución de las partículas sobrecalentadas dentro de los mismos.

Lo primero que se notó al investigar los rollos, es que el mismo papel encapsula a la partícula sobrecalentada lo que ocasiona que esta partícula pueda generar un incendio en cualquier dirección dentro de la bobina. El incendio o brasa tiende a desplazarse más rápido de forma lateral que de forma radial. También, de los resultados de la investigación se pudo determinar que la velocidad de expansión se reduce conforme la superficie del rollo se acerca. Esta característica se debe a la capacidad de refrigeración que es mayor en la superficie del rollo jumbo.

Con respecto a la energía necesaria para comenzar un incendio dentro de un rollo jumbo, se observó que, en papeles con estructura menos densa, la energía necesaria también es menor; mientras que en papeles con estructura más densa, es necesaria más energía. Aquellos papeles que tienen un contenido «mayor» de aire dentro de su estructura son más propensos a desarrollar un incendio.

Continuando con la investigación, se dedujo que una vez que el incendio comienza a propagarse por el rollo jumbo no se genera humo, característica que aumenta la peligrosidad de estos eventos.

El humo se generó justo cuando el incendio está a punto de llegar a la superficie del rollo.

Durante la prueba también se utilizaron cámaras infrarrojas, tanto para apoyar la investigación como para probarlas como método alternativo de detección. Y se pudo notar que las mismas son una buena ayuda si se tienen en la cercanía del rollo y el incendio es en la superficie. Sin embargo, si el incendio es en el interior del rollo, la cámara IR no será capaz de detectar el incendio, dadas las propiedades aislantes del papel Tissue, que absorbe la radiación. Cuando lo identifique, el incendio ya estará en la superficie y será muy tarde para actuar.

En este momento, sin humo ni llama, la única forma posible de detectar este incendio es analizando los componentes químicos presentes en el aire.

Ante esto, Firefly ab ofrece una solución de última generación para la protección de almacenes de rollos jumbo, el detector MGD™, o “Nariz Electrónica.

El MGD fue diseñado para utilizar una clasificación de patrones con una red neuronal, imitando nuestra nariz. Hace un análisis inteligente de la composición química del ambiente y de las distintas combinaciones de gases, esto significa, que «huele» el ambiente en el que está instalado, y busca los diferentes patrones de sustancias en el aire que indican el inicio de un proceso de combustión. Por poner un ejemplo, es como si uno de nuestros vecinos hiciera una barbacoa, no podemos verla, pero sólo por el olor sabemos que está cocinando carne.

Esto también significa que el detector de gases múltiples de Firefly es capaz de dar una alarma con antelación de que algo está ocurriendo en el almacén, ya que no necesita esperar al humo o a las llamas que llegan en una parte posterior de la evolución del fuego. Este detector funciona en la primera parte de la evolución de un incendio, cuando el desprendimiento de gas apenas comienza.

El “olor” generado de la combustión de cada tipo de material crea un patrón único, por lo que es posible hacer una clasificación de materiales. Así los gases de combustión “inofensivos” que están presentes en el ambiente normalmente, pueden ser obviados.

El detector Firefly está probado y aprobado internacionalmente como una solución para la detección muy temprana de incendios en ambientes industriales exigentes.

Para más información contacte a la representación local de Firefly:

https://www.firefly.se/en/contact/worldwide-representation

Y/o escriba a:

Para información sobre las pruebas y certificaciones nacionales e internacionales de cada producto, visite: www.firefly.se/en/company/approvals

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si acepta, estará dando su consentimiento a estas cookies y también a la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para obtener más información.    Leer más
Privacidad