Noticias de Tissue en Latinoamerica

Kimberly-Clark Professional, pretende mejorar su capacidad productiva

A nivel corporativo, la empresa va a hacer el grueso de las inversiones que ejecuta desde hace tres años en Barbosa, Antioquia.

Con el objetivo de mejorar la capacidad productiva de la empresa, este año, Kimberly-Clark Professional, que atiende necesidades de higiene para el sector de la oficina y el sector industrial, es el grueso de las inversiones que ejecuta desde hace tres años en Barbosa, Antioquia.

Así lo explicó el gerente general de Kimberly-Clark Professional de Colombia y Ecuador, Alejandro Guerrero, al estudiar cómo la mayor atención de la industria en relación con la higiene puede ser la respuesta a una menor demanda de los productos en las oficinas que tienden a reducirse.

La pandemia del COVID-19 hizo que K-C pasara por un proceso de transformación y evolución bastante fuerte. La empresa tiene nueve plantas al nivel global, básicamente para negocio bussiness to bussiness (B2B). Una de ellas, en Barbosa, Antioquia. “Desde nuestra planta en Barbosa, se exporta a más de 43 países, además de abastecer el mercado local (30% de la producción). Tiene capacidad para 43.000 toneladas al año y hoy su uso está cercano al 100%. De hecho, las mayores inversiones buscan aumentar es capacidad”, comenta Guerrero.

K-C ha invertido desde el 2019 US$ 27 millones principalmente en infraestructura, modernización de procesos y nuevas máquinas con dos fines específicos: aumentar la productividad y eficiencia de la empresa, así como estar al día con las necesidades del mercado local e internacional. “Esto es importante porque es una apuesta para seguir creciendo en el país”, expresó.

A pesar del contexto tan complicado que ocasionó la pandemia, en el año 2019 se destinaron US$7 millones y en el 2020, US$ 8,6 millones. Se espera que este año se destinen otros US$ 11,4 millones.

Kimberly-Clark Professional está relacionado con la categoría de cuidado personal con productos como papel higiénico, toallas de manos, jabones y sanitizantes para las manos. Y hay una línea de paños de limpieza orientada al sector industrial. En este último, tienen un negocio de protección industrial para sus empleados en abarca tres categorías: manos con guantes industriales, ojos con lentes de protección industrial y trajes de protección corporal. “Las ventas de Kimberly-Clark en el negocio B2B es cerca del 30% porque el de consumo masivo es más grande. Estuvimos muy afectados, por ejemplo, por el cierre de las oficinas. Industria, en cambio ha reaccionado y sale adelante”, explicó Guerrero.

Por otro lado, la industria muestra una mayor atención a la higiene de sus plantas y colaboradores, por eso, están enfocados en recuperar el sector industrial, también muy golpeado por la crisis sanitaria. “Nuestro negocio profesional tiene una de las mejores recuperaciones de toda Latinoamérica. Si uno compara Colombia con el resto de la región, tenemos unos de los mejores números en recuperación este año”, concluyó.

El foco de Kimberly-Clark será crecer 20% y un 6% al hacer la comparación de ambos sectores con el 2019.

Fuente
Portafolio
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si acepta, estará dando su consentimiento a estas cookies y también a la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para obtener más información.    Leer más
Privacidad