Noticias de Celulosa

Ence recibió cerca de 750 visitas virtuales en 2021

La empresa recibe cada año cientos de visitantes para dar a conocer la actividad dentro de sus instalaciones

Ence Energía y Celulosa, S. A., más conocida simplemente como Ence, una empresa española dedicada a la transformación de madera procedente de cultivos forestales para uso industrial, recibió más de 750 visitas virtuales (dada la situación provocada por la pandemia) por parte de colectivos interesados en conocer de primera mano el proceso de producción de la celulosa y de la energía renovable en estos centros.

“La transparencia es un valor fundamental para Ence Energía y Celulosa. Por ello, la empresa recibe en sus centros cada año cientos de visitantes para dar a conocer la actividad que lleva a cabo en sus instalaciones”, comentó la empresa en su página web.

Las visitas se realizaron tanto en las plantas de energía renovable como en las de celulosa, y sus visitantes procedieron mayormente de colegios, asociaciones y universidades.

Estas visitas, organizadas semanalmente por la empresa, tienen como destinatarios no solo a grupos locales, sino también de otras comunidades autónomas e, incluso, extranjeros. De hecho, el modelo de producción sostenible y de última generación llevado a cabo en los centros de la compañía genera, cada año, un exponencial aumento de solicitudes de visitas.

Durante las visitas, los asistentes conocen el proceso de producción y su resultado, así como lo que aporta la actividad de estos centros desde el punto de vista social, ambiental y económico.

Las dos áreas de negocio de la compañía, la fabricación de celulosa sostenible y la generación de energía renovable, suponen un caso paradigmático de contribución a la economía circular. A partir de madera certificada, una materia prima renovable, natural y sostenible, las dos biofábricas que la compañía tiene en Pontevedra y Navia fabrican pasta de papel, con la que se elaboran productos reciclables, capaces de sustituir al plástico y a otros materiales que no se pueden reciclar. “Además, las biofábricas de celulosa de Ence son capaces de autoabastecerse energéticamente con energía renovable, al tiempo que contribuyen a reducir la intensidad energética y la huella de carbono”, comenta la empresa.

Además, en las plantas de energía renovable se genera electricidad utilizando para ello biomasa agroforestal, es decir, los restos de la actividad agrícola y los procedentes de la madera que no se destinan a la producción de celulosa (corteza y lignina).

Todo este proceso, digno de ser visto por muchas personas, no solo cumple, sino que supera todos los estándares ambientales, como así lo demuestran los diferentes reconocimientos otorgados a estos centros: Certificado de Residuo Cero, Ecoetiqueta Nordic Swan, Distinción de Oro de la Comisión Europea, ISO 50001 Certificación del Sistema Energético.

“La actividad de Ence y Energía y Celulosa representa un claro ejemplo de economía circular y el compromiso con las personas, con la sostenibilidad y con el entorno en el que se encuentran sus plantas”, concluyeron.

Fuente
Ence
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si acepta, estará dando su consentimiento a estas cookies y también a la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para obtener más información.    Leer más
Privacidad