NoticiasNoticias de Tissue en Latinoamerica

El sector del tissue tiene un gran potencial, pero se enfrenta a un entorno de mercado difícil

Sí, por un lado, crecen el consumo y la producción; Sin embargo, los fabricantes todavía tienen que lidiar con el aumento de las materias primas, la crisis económica y la inestabilidad internacional

Las industrias de celulosa, papel, tissue y cuidado personal fueron el tema de un programa transmitido por CNN Brasil, que expuso un escenario un tanto desconocido para el público en general. Los presentadores desmitificaron la teoría infundada de que el uso del papel muere con el avance de lo digital y concluyeron que el sector está creciendo. En las próximas décadas, el tissue será uno de los principales responsables de impulsar el auge del mercado.

Datos divulgados por Fortune Business InsightsTM muestran que, a nivel mundial, el sector del papel tissue alcanzó US$ 76,52 millones en 2021, lo que equivale a R$ 361,80 millones. Previo al aumento de valor de US$ 80,99 mil millones en 2022 a US$ 124,74 mil millones en 2029.

“Las proyecciones son impresionantes y, a pesar de ser ambiciosas, están en línea con las tendencias globales y la fuerte escalada que tendrán las áreas de saneamiento básico e higiene en el mundo post-Covid. El potencial es gigantesco y quienes conocen el mercado ven infinitas vías de crecimiento”, comenta Felipe Quintino, fundador de Tissue Online y CEO de Nexum Group.

En un escenario previo a la pandemia, el mercado ya estaba en alza, sin embargo, con el avance del virus, la industria de los tejidos y el cuidado personal vivió un fenómeno que aceleró el proceso de manera exponencial. Incluso se surtieron artículos de primera necesidad, como papel higiénico, toallitas húmedas y otros artículos, lo que provocó que el desabastecimiento se refleje directamente en el alza de los precios.

Una vez superada la fase más crítica de la pandemia, se mantiene la conciencia de la población mundial sobre la importancia de los cuidados básicos de higiene, dejando como legado un público ávido por acceder a productos de higiene, especialmente en los países más pobres y poblados, como India, y que tuvo un consumo por debajo del promedio mundial.

Este evento también tuvo repercusiones en América Latina. En Brasil, por ejemplo, el mercado del tissue está en auge. Según la Asociación Brasileña de la Industria de Higiene Personal, Perfumería y Cosméticos (Abihpec), las ventas ex factory del segmento de Higiene Personal, Perfumería y Cosméticos crecieron un 21% en comparación con el año anterior, impulsadas por la categoría de papel higiénico.

“El optimismo, sin embargo, se ha visto desafiado por algunos factores, entre los que se destacan la alta inflación y el aumento en los costos de las materias primas”, observa el ejecutivo.

“El ajuste de precios refleja una presión inflacionaria persistente, generalizada e inevitable. La economía del sector también se ve afectada por la inestabilidad del escenario internacional, marcado por nuevos confinamientos en China y sanciones contra Rusia por la guerra en Ucrania”, añade. A esto se suma el hecho de que el poder adquisitivo de los brasileños está siendo erosionado por el aumento de la inflación.

La guerra en los países europeos también sugiere un riesgo de escasez de celulosa, el insumo más utilizado en el sector. Históricamente, Rusia siempre ha sido una fuente importante de madera para Europa, y este comercio se ha bloqueado por completo desde la invasión de Ucrania, lo que ha llevado a la industria a considerar no poder satisfacer toda la demanda mundial.

“El alza de los precios, no solo de la celulosa, sino de todos los commodities –químicos, energéticos, petroleros, plásticos y muchos otros usados– sumado a las dificultades en la cadena logística, completa el escenario desafiante”, dice Quintino.

Al absorber los mayores costos de producción de tissue, los fabricantes se enfrentan a un callejón sin salida que ha reducido aún más sus márgenes de beneficio, ya que los minoristas no permiten que parte de este aumento se transfiera al consumidor final. Incluso las principales marcas ya informaron los impactos de esta política en sus estados financieros.

“La pregunta que aún queda sin respuesta es: ¿hasta cuándo las industrias podrán sortear este escenario?”, se pregunta Quintino. “Es difícil de predecir, sin embargo, sabemos que los primeros en ser fuertemente impactados son los pequeños y medianos productores. Posteriormente, también estará en jaque la viabilidad de las grandes operaciones”.

Para el ejecutivo, la solución está en el equilibrio y la negociación: “los minoristas tendrán que absorber parte del alto para mantener en funcionamiento la industria nacional de papel higiénico y cuidado personal. Cualquiera de este lado de la historia sabe que es un momento crucial y que las decisiones que se tomen ahora repercutirán en el futuro”, concluye.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si acepta, estará dando su consentimiento a estas cookies y también a la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para obtener más información.    Leer más
Privacidad